Editorial

(c) Diseño de portada - Paula Pappalardo



Número 144


QUERIDOS PASAJEROS:

Nos reencontramos, nuevamente, para recorrer los caminos de la literatura. No deja de ser un desafío, en este convulsionado mundo nuestro, el intentar retratar la realidad propia y ajena. Desde la emoción, los sentimientos, la razón. Pero es nuestro destino de “escribidores” no bajar los brazos y arremeter contra las dificultades. Y por eso aquí partimos …

El andén estaba concurrido y el jefe de la estación se ajetreaba haciendo resonar la campana. La locomotora humeó y ascendió nuestra primera pasajera, amiga y convecina de esta ciudad donde es ampliamente conocida: OLGA LILIANA REINOSO. Nació el 25 de mayo de 1951 en Capital Federal, pero transcurrió su infancia en un ignoto pueblito del norte de La Pampa llamado Embajador Martini. En 1977 se estableció en Buenos Aires donde vivió durante 11 años, momento en que regresó a LA PAMPA y se radicó en GENERAL PICO, ciudad en donde reside hoy. Docente (hoy jubilada) de primaria y secundaria. Libros publicados:* Estar con vos- Poemas- Editorial Rayuela 1982. * Palabra de Mujer- Poemas- Pico Duplicaciones 1991. (Ambos publicados con el apoyo económico del Fondo Nacional de las Artes) *A quemarropa – (poemas, Fondo Editorial Pampeano, Santa Rosa, La Pampa, 1997 *Cuentos con Descuento – (narrativa, Ediciones Mis escritos, Lanús 2007) *La sembradora – (Ficción autobiográfica, Llanto de Mudo, Córdoba, 2010) *Nunca sabré por qué (poemas, Ed. Dunken, Buenos Aires, 2017) *En este mundo traidor (artículos de opinión, Ed. Dunken, 2017) *Palabra herida (poemas, Ed. de autor, 2018). Difusora de la literatura regional, nacional y universal. Actriz. Organizadora de actos culturales. Ha participado de Simposios de literatura como ponente sobre Borges y la ética (Buenos Aires), la obra de la escritora rionegrina Mirta Isabel Amestoy (Puerto Montt, Chile), la relación entre Misoginia y Literatura (Montevideo), Vida, obra y muerte de Delmira Agustini (Caracas, Venezuela), Encuentro de poesía en Zamora, Michoacán, México, El lenguaje nunca es inocente (Rancagua, Chile), La tinellización del lenguaje (Bogotá, Colombia), La Influencia de las redes sociales en la literatura (Panamá). Ha sido finalista en el Encuentro Latinoamericano “Abrazo de Voces” organizado por el Grupo Literario “Las Pretextas”, en Buenos Aires, abril 2017. Nos acompaña hoy con sus poemas.

En cada amanecer
se abre una nueva espera.

¿Un enigma?
¿Un desafío?
¿Un cargamento de miserias?
¿Una resurrección?

Cada día, la vida,
es un puñal.


Una lágrima en el desierto.
Ni un pájaro, ni un perro.
Agujas de luz se filtran por las chapas de zinc.

Sobre un remolino de paja, un niño,
-una estatua-
bosteza.

Muerto de hambre, de sed, de fiereza.
Solo sus ojos buscan.
La primera miga de pan da en el blanco.
Y luego otra, otra y otra más.

Yo no sé
si un botón
basta de muestra
pero desabrochado
puede incitarte a volar

Desde la ventana,
en el cuaderno y el galope
de las olas,
salpicadas de espuma:
le enseñé a leer el mar.

Mientras nos poníamos al día con las novedades, el trencito prosiguió su marcha rumbo a la Reina del Plata, donde aguardaba la siguiente pasajera: CRISTINA VILLANUEVA. Nació en la ciudad de BUENOS AIRES, donde reside. Psicóloga egresada de la universidad de Buenos Aires, poeta y narradora oral. Le otorgaron numerosos premios en poesía y cuentos breves. Publicó en revistas del país, Austria, España, Uruguay e Israel, en papel y virtuales. Publicó en antologías de Argentina, Cuba y Colombia, entre otras una antología de poetas editada por la Biblioteca Nacional y otra antología de poetas cubanos y argentinos. Forma parte del consejo de redacción de “Te doy ni palabra", noticias de los cuentacuentos, escribe el editorial y otros artículos. Se desenvuelve como animadora cultural de espacios de literatura en bares, librerías, centros culturales y en la radio. Participó como invitada en encuentros de narración oral en el país, en España, Uruguay, Colombia y Cuba. Dictó talleres literarios y de narración oral en Misiones, en la Feria del libro de Catamarca, Mendoza, La Plata, Olavaria. Es también Coordinadora en la Argentina de la Bienal de Oralidad que se realiza en Santiago de Cuba. Participó y dio talleres de N.O en encuentros de culturas hermanas y en encuentros de poetas en Cuba. Coordinó junto con Claudio Ledesma el encuentro Cultural Habana en el año 2009 y 2010 que se realiza en Cuba. Publicó Cuentos para Convidar, Editorial Mima, 2002, Lengua Suelta, Editorial Generación 2220, gente de arte, 2007. Relaciones Textuales de Editorial Patagonia Poesía, 2009. Festín Efímero de editorial Instituto Lucchelli Bonadeo. Forma parte del Círculo de Cuenta cuentos que todos los años realiza el Festival Internacional “Te doy mi Palabra”. Participa en la organización tanto del Festival como de "La noche de los Cuentos" en bares de la ciudad de Buenos Aires y en la Narratón24 horas de cuentos. Participó de la Cátedra de Narración oral en La Facultad de Periodismo de La Plata. Les traigo hoy dos relatos que espero les gusten.


                                  VECINDADES

 La Santa Rita era como un puente, una frontera de flores rojas, lloviendo sobre mi patio, un techo florecido en lugar de rejas.

Sabíamos que a la vecina no la beneficiaba su propia planta que caía, como un regalo de belleza, sobre nuestra casa .Muchas veces es difícil  soportar que algo, de la sagrada propiedad privada, se de a  otro por vocación  o azar, por eso le hacíamos a la vecina (o a la planta) pequeños regalos .Ella se quejaba de las hojas que le tapaban  la rejilla y que la obligarían a sacar la planta, nosotros posponíamos el momento con mimos, un peaje  de  sonrisas para el disfrute visual. No valía decirle que la deuda que teníamos con su planta, la pagaríamos con otra,   que se de a otros, armando redes floridas.

Un día, ya sin vacilaciones, me dijo,-Cristina la saco-, al rato, como culpable, me pidió, espero que todo siga igual entre  nosotras -con llanto contenido, le contesté, la planta es suya

Nunca será igual,   sentí desprotección  (como si fuera un problema de seguridad). Me basaba en que las espinas de la planta   impedían el paso de posibles intrusos. Aunque sé que la sensación de desamparo surgía, del hecho de   no poder mantener en el aire, ese borde rojo, que guardaba mi agradecimiento..

Más tarde,    pensé  que el patio parecía más luminoso y grande .Eso por no hablar del desconsuelo de árbol de mis ojos, o del  duelo de romance herido entre las casas.


Lo acariciado se rodea

brilla en la ausencia

descarnada cicatriz del deseo

o su palabra


                             LA PRIMAVERA EMPUJA

Empuja los colores, las esencias, las telas botánicas, las substancias, con el ardor de lo que se transformará en verano, con el oro alejado del otoño, con músicas secretas que tejen en el cuerpo esplendores de selva, con jardines a tientas, jardines emplumados, en el fondo del agua, explosión, universo, paraíso pequeño. La primavera cuando está por llegar, cuando asoma, es más, es una luz que se avecina, que anticipa, es un juego de pieles y atardeceres rojos, es un incendio prometido, una revolución que no se estableció, en desequilibrio, con las calles regadas de cantos.
La primavera como la revolución necesita de muchos, de voces y caminatas largas orillando flores, sueños, deseos que el invierno adormeció y el sol y el árbol. La primavera es lo íntimo que se desborda, burbujas, es el adentro y el afuera en la frontera de la piel que no puede contener tanto y se brinda a los demás. La primavera es un comienzo, un renacer, la pasión incesante de la vida que se entromete, se enseñorea, sin pensamientos y trama sedosas sensaciones para instalar los paseos de la sangre. Son poros como ventanas, galas, gotas, un profundo misterio, la confianza. Sonidos y paisajes, lo múltiple, ternura desnuda que busca. La primavera cuando empuja, es un Tsunami, la gran ola de la vida y un pequeño ramito de albahaca.


No podíamos obviar la tradicional vueltita al Obelisco, cumplido lo cual el trencito se dirigió al aeropuerto de Ezeiza para visitar a los hermanos latinoamericanos. La primera parada fue en una isla: CUBA donde aguardaba ANDRÉS CASANOVA (Las Tunas, Cuba, 1949) Reside en LAS TUNAS, CUBA. Es narrador, poeta, autor de guiones radiales dramatizados y ha incursionado en la escritura de guiones cinematográficos. Es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Fue seleccionado al premio artístico-literario Catania Duomo 1995 auspiciado por la Academia Ferdinandea de Ciencias, Letras y Artes con sede en Italia. Textos suyos han sido publicados en revistas literarias de varios países y está antologado en Poesía Cubana Hoy, Editorial Grupo Cero, Madrid, 1995; Cuaderno de poesía, Editorial Sornabique, Béjar, España, 1996; A través del tiempo, Ediciones ALAN, Barcelona, España, 1996; De Cuba te cuento, Editorial Plaza Mayor, Puerto Rico, 2002; y He visto pasar los trenes, Editorial Letras Cubanas, Cuba, 2013. Libros publicados en el género novelaHoy es lunes (Editorial Letras Cubanas, 1995); Tormenta tropical de verano (Editorial Sanlope, Las Tunas, Cuba, 2000; Ediciones Coyoacán, México, 2003; Editorial Emooby, Portugal, 2011); Las trágicas pasiones de Cándida Moreno (Editorial Sanlope, 2001; Editorial Emooby, Portugal, 2011); La jaula de los goces (Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 2001; Editorial Emooby, Portugal, 2011); La fiebre del atún (Editorial Oriente, 2005); Las nubes de algodón (Editorial Sanlope, 2005); No somos aquellos niños (Editorial Sanlope, 2007); Atrapados por el vicio (Editorial Emooby, Portugal, 2011); Fiesta con Havana Club (Editorial Amarante, Salamanca, España, 2011); Canción desde la huída (Editorial Amarante, Salamanca, España, 2012); y Onán en busca de la mujer perfecta (Editorial Amarante, Salamanca, España, 2012). Libros publicados en el género cuentoEl reloj, ese asesino (Editorial Sanlope, 1991); Pequeñas historias memorables (Sanlope-Publicigraf, 1994; Editorial Emooby, Portugal, 2011); Ángel el desalmado y otras historias, (Trazos literarios, España, 1995); y Ficciones de la Cuba Mía (Editorial Sanlope, 2014). Actualmente trabaja en la escritura de dos novelas, la preparación de un libro de cuentos y otro de poesía. También tiene en fase de escritura una novela en coautoría con Lucy Araújo. *Tiene las siguientes novelas inéditas: *La familia ya no es sagrada.* No habrá honras fúnebres para Oxiuro Vargas.*Entre la tierra y el cielo.*Paredes subterráneas. *Los fantasmas duermen en casa.*La otra habitación. *La doble vida de Agustín Machado.*La muerte de un tumbador, escrita en coautoría con el cubano Giraldo Aice, puede considerarse una versión ampliada de Atrapados por el vicio. *El almirante Cervera en el mar de Santiago, escrita en coautoría con el español Ricard Reig. *La manzana dorada del exilio, escrita en coautoría con el español Ricard Reig. También permanecen inéditos varios de sus libros de cuentos y de poesía. Les traigo hoy sus poemas para que disfruten.

BREVEDAD DEL OLVIDO

De tanto mirar hacia delante retrocedo
y pago el peaje del olvido:
detenerse la marcha es cruel fantasma
como la misma edad que llega al sacrificio.
Olvidar tanta rabia de acciones asesinas
viene a ser el perdón que jamás merecimos.
Al pasar del olvido a la gloria caída
se rescatan nubes, caminos y estatuas.
Nada significan estos olvidos breves,
somos míseros ladrones del tiempo y la memoria.


AMOR LO QUE SE DICE AMOR

Amor lo que se dice amor
el que te guardo
amor el que se dice amor
el que surge entre tus ojos
y se escurre por la piel de tus sonrisas
amor lo que se dice amor
el que navega entre tu edad tan enorme de no tener la edad justificada
amor lo que se dice amor
el que te corre por las venas de enamorada triste
como pequeña deidad expuesta a las urgencias de la vida
y clama entre abrazos y ternuras
entre ofensas y ruegos
entre no ser ya la que abandona
sino la que aguarda por las nubes
con la esperanza de que el cielo te cubra con sus besos.


¡AY DEL SOLO!

Ay del que la soledad le muerde los talones
y encuentra en cada piedra un enemigo.
Pobre del que amanece en el desierto
añorando cantos de sirenas.
Maldígase quien va buscando espacios
y las serpientes vienen a morderlo.
Desaparezca detrás de sus propias espumas
aquel que agotado de tanto andar cree todavía en espejismos.
La Muerte Reina le grita desde cualquier esquina
al que harto de mentiras busca verdades intangibles.
Tropieza con el cruel enemigo de los corazones
el adalid de batallas contra el aire.
Al solo no lo escuchan
le gritan obscenidades hasta en los márgenes del Cielo
lo apedrean cuanto intenta guiar al ciego
en medio de tantas calles empedradas.
El solo emite quejas y lo toman por loco.
El solo no calma la sed con agua dulce.
El solo es arrojado a puntapiés de sus historias.
El solo masca hiel cuando pide la paz y la palabra.
El solo no tiene siquiera un costado donde echar su llanto.
El solo es condenado por sus propios defendidos.
El solo sólo tiene una esperanza:
que un día en su vida se encienda el Lucero de la Aurora.


La maquinista se tomó unos tragos de ron, bailó un par de bachatas y se despidió de los amigos cubanos prometiendo volver. La locomotora se subió al avión y despegamos rumbo al último destino de hoy: MÉXICO. Que allí nos esperaba WASHINGTON DANIEL GOROSITO PÉREZ. Nace  en Montevideo, Uruguay el 24 de junio de 1961. Vive en IRAPUATO, MÉXICO desde 1991. En el año l999 obtiene la ciudadanía mexicana por naturalización. Estudios en Periodismo aplicado a los Medios de Comunicación Social, Licenciado en Sociología. Postgrado en Enseñanza Universitaria .Diplomado en Desarrollo Humano Integral. Master en Ciencias con Especialidad en Sociología. Actualmente cursa Doctorado en Ciencias con Especialidad en Pedagogía. Catedrático Universitario, Periodista, Conferencista,  Poeta, Ensayista e Investigador. Ha obtenido premios de periodismo, ensayo, cuento y poesía en México, Uruguay, Brasil, Argentina, Venezuela, Estados Unidos, Alemania y Francia. Ha integrado 17 antologías literarias  en Uruguay,  México, Argentina, Italia, España  y Estados Unidos. Columnista de Análisis Internacional y Temas de  Seguridad y Defensa en publicaciones de México, Uruguay, Argentina y Ecuador. Ha prologado obras en Uruguay, México y Ecuador. Miembro de la Unión Católica Internacional de la Prensa (UCIP), Poetas del Mundo y Red Mundial de Escritores en Español (REMES). Ha publicado en Brasil, Ecuador, Suiza, Italia,  México, Argentina, Uruguay, Colombia, Estados Unidos, Chile, Cuba, España, Rusia, Israel, Holanda, Suecia  y Paraguay. Integra 18 antologías internacionales y 3 nacionales (Poesía, haikus, poemínimos y microcuentos). Su poema “Gaucho del Uruguay” fue ilustrado por el pintor Mario Giacoya y forma parte de la colección pictórica denominada  “Homenaje a los Poetas Uruguayos”. Hoy nos deja su poesía.
E Mail: w.daniel.gorosito@gmail.com

NAVEGAR EN TZINTZUNTZAN

El árbol de tronco
largo y fino,
emerge entre las yácatas.
Sus raíces profundas
y fuertes
como el pueblo
al que da sombra.

Árbol viejo, inflexible,
que alberga en su tiempo
historias mágicas.

Un mundo de piedra me rodea.
Hay huellas en la roca.
Los petroglifos comunican,
esencia de una cultura,
efluvio ancestral.

Silenciosos muros se yerguen
entre la tierra
y el cielo.

En la piedra hay movimiento.
Mi mirada tropieza con una lagartija gris.
Se escurre entre las grietas oscuras.

Son los espíritus de los guerreros,
al menos, siempre lo he pensado.
Los guardianes de la ciudad.

Tierra roja, húmeda,
de a ratos me envuelve
una angustia milenaria.

Tomo la manito de Camila,
y juntos miramos el lago,
a lo lejos una barca nos dice:
“navegar es necesario”.


IMPOSIBLES

Lo humano del hombre

es desvivirse
   por el otro hombre.
E. Levinas

Se me puebla la esperanza de imposibles,
porque imposibles ya son todos los paisajes,
y el encontrar esperanza
en este territorio en que vivimos y sufrimos.

Imposible oír la voz suave,
apenas un leve murmullo
del hombre extraviado
en un mundo de túneles y pasillos,
atajos y bifurcaciones,
entre paisajes turbios y oscuros.

Y su voz termina,
en la austera prisión de los silencios.

Y se puebla de ríos el camino,
el camino difícil de la angustia,
no hay  capitanes que naveguen en el caos
y ya no hay veleros
que no se hundan en la ruta.



MUERE COMALA POR DESAMOR

Una espina de sol tardeado
es la señal al colibrí
que se  guarde
detrás de la luna.

La extraña paz es rota
por los murmullos de vivos
que brotan en una aldea muerta
poblada por muertos a medias,
indeseable en sí misma.

Donde el tiempo se detuvo
más allá de La Media Luna.

Las calles están enfermas de silencio.
El silencio de la culpa,
se extiende por los campos ocres.
¿Por qué el silencio da tanto miedo?

La niebla cobija
las ánimas y sus ecos.

Mientras brota la voz de un pájaro,
un sonido grotesco
surge de un rincón del cielo encapotado
aderezado por la precipitación de plumas negras.
Rayos con mil esquirlas
sobre Comala,
las gotas estallan contra el suelo
y huele a tierra mojada.

La rueda del molino cruje
como el interior de Pedro
que truena en su tormenta
por el desamor de Susana.


La pobre locomotora estaba cansadísima ¡tantos kilómetros recorridos! Por eso aterrizamos y el trencito emprendió el regreso al pago. Y aquí los espera con sus cuentos y poemas más una minibiografía (o actualización de la misma). Como siempre les digo, la revista la hacen ustedes, por eso sacúdanse la modorra y envíen el material. ¿Dónde?: letrasenelanden@gmail.com
Un abrazo

CRIS FERNÁNDEZ